RAY PEREZ Y EL GRUPO CASABE

Ray Perez y El Grupo Casabe (LP+7″)

LP

EL PALMAS MUSIC

Nº Cat.: ELPALMASLP21

SOUTH-AMERICA / CARIBBEAN

27,00 

- +
- +

El Grupo Casabe puede presumir de ser el último gran grupo de Ray Pérez. Con los exitosos grupos de Los Dementes y Los Kenya, Pérez se posicionó a la vanguardia de la salsa a mediados de los años 70, pero aún así guardó un aliento para continuar experimentando con la música bailable de todos los estilos que comenzaban a conocerse colectivamente como salsa. Los mejores temas de este combo de corta duración, activo entre 1974 y 1975, ahora son celebrados por El Palmas Music en una nueva compilación titulada simplemente Ray Pérez y El Grupo Casabe.Pérez fue líder de banda de una cantidad asombrosa de grupos, lo que se debió en parte su auge como músico y la demanda de trabajo que experimentó. Así pues, con cada cambio de sello necesitó un nuevo nombre para su conjunto. Tal fue el caso de Ray Pérez y El Grupo Casabe, formado cuando CBS tocó su puerta. En líneas generales, lo conformaron los mismos integrantes de sus grupos anteriores, con un kit de batería y percusión como as bajo la manga adicional, a pesar de que el propio Pérez cantaba a todo pulmón esos infalibles montuños de piano, hubo un cambio significativo, ahora también tocaba los saxofones por primera vez, junto con su habitual sección de metales de trompetas y trombones. En esta aventura también lo acompañaron los vocalistas Rodrigo Perdomo (hermano de “El Negrito Calavén”, del grupo anterior de Pérez, Los Calvos) y Rafael Morillo.La compilación comienza con “María Antonia”, el primer 7″ que el Grupo Casabe lanzó en 1974. Instantáneamente, queda claro por qué Pérez es tan querido en los círculos salseros, porque esta es una salsa del más alto nivel, donde el foco cambia entre el piano, la voz y los metales sin esfuerzo, mientras los tambores inquietos inyectan energía a la canción; hasta que llega el interludio, Rodrigo Perdomo estirando su voz hasta un tono áspero y los metales luciéndose en un pasaje extenso; de repente, se detienen y Ray, “El Loco” (como se le conocía cariñosamente), se suelta con un solo de piano que es elegante en su eficiencia, antes de que la banda regrese para una vuelta más por la salsateca. 1974 y 1975 fueron años importantes en la trayectoria de la salsa. Fue este período cuando la salsa se convirtió en una nomenclatura colectiva para las orquestas urbanas que tocaban estilos de música latina como son, guaguanco, mambo, cha-cha-cha y rumba. Aunque indudablemente salsa (Ray era un rey entre los salseros después de todo), hay muchos matices en su música.”Campesino Nuestro” es un son rural de construcción lenta, que lleva el campo cubano a la pista de baile; “Santa” y “Oye Nena” son guaguancos retorcidos, el primero posee una de las mejores interpretaciones vocales de Perdomo, y el segundo el mejor escaparate para la banda, con percusión, metales y piano en llamas. “La Reina”, un danzón, muestra que la banda también puede hacer los números lentos, y luego está “Sábado En La Tarde”, la interpretación de Pérez del surf con una melodía aparentemente tomado de la mejor travesura criminal de Steve McQueen.Hay pocos que se acerquen a Ray Pérez por su inventiva musical y su gran habilidad para mantener las pistas de baile en movimiento. Si Ray hubiera nacido y crecido en Nueva York, hoy sería considerado uno de los pioneros de la salsa sin lugar a dudas. Ha tenido que trabajar más duro por su reputación, pero indudablemente merece ser uno de los grandes, y su trabajo con Grupo Casabe es una prueba más.